Aire fresco.

 
No debo cargarte con mis llantos,
pues tu solo conoces mis sonrisas.
 
No debo confesarte mis pecados,
ya que mi Dios, generosamente 
 perdona......
 
No debo pensar en futuro
porque ni mi propia vida presente siento.
 
No debo decir nada, más que guardar
silencio.
Ese silencio que se ahoga en
 al alma, y solo siente sufrimiento.
 
No debo decir nada, aunque necesite,
 una sonrisa de aire fresco.
 
Pilar .A.
 
 
 
 
 
 
  

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Pilar, no hay como conocerte para darse cuenta que la poesía sale de tu alma, y que tu don es el silencio.
Gracias, por descubrirte como persona humana llena de todo lo que forma el ser.
Rafa

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Trasgu dijo...

No debes confesarte si no quieres, ni llorar si tu no quieres, pero el silencio es grito que ahoga sufrimientos. Y si esto no es suficiente, levanta la cabeza y sopla fuerte.