Vivir....

Me quedan tantas cosas por decirte
al igual que cuando llegaste a mi vida
ciego de mi existencia.

 Me quedan muchas historias que contarte
por eso maldigo el paso del tiempo
que no cesa de recordarme….

 No temo perder mi tiempo en mi horizonte
porque todo mi tiempo es recordarte
más quisiera perder el miedo de perderte.

 No me voy a acostumbrar a la tristeza
tienes que vivir, y yo adorarte.

 Pilar Álvarez A.

Innecesario ....

     
Ya no recuerdo aquel tiempo
más al oír tu voz, la siento extraña,
soy la misma!!!
tu al nombrarme, me lo recuerdas
soy tu madre.
 
 Aquella del ayer, del hoy, del mañana,
y para siempre.
 
 Ya no recuerdo
como haremos en aquel tiempo
donde habitamos juntos
sin silencios, sin distancias.
 
Los momentos pasan, y se quedaran,
 muchos te quiero por decir,
muchos abrazos por sentir,
que los recogerá el viento.
 
 
 En el, me encontraras
y
 también en tus recuerdos.
 
Por eso siento, que esté es un presente innecesario.
 
Pilar Álvarez A. 

Estar donde he deseado ....

Ay, momentós de nuestra vida
 que la vivimos según la intensidad
 con qué lo hemos deseado.

 Estos días recuerdos, y emociones
 más sentimientos
son el fruto de sonrisas y lágrimas,
pero la sensación de estar donde
 as deseado estar, llenan los días de felicidad.

 Hoy todo lo que me rodea
  parece ser parte de lo que soy
 y, que lo que soy,
 forma parte de este todo presente.

  Donde la memoria
va recuperando aquellos recuerdos
 dormidos por un tiempo.

 Pilar Álvarez A.

Con las puertas abiertas....

 
Abriré las puertas al mañana,
 usare la magia de la esperanza en los escritos
 en la lectura.ect...también y con fuerza de corregir
en esa convivencia social donde se encuentra el otro,
 el semejante.
 
 Anoche conté tantos motivos por los que seguir,
 que vi un futuro anticipado.
Sin embargo hay ausencias que lo dejan todo.

 Pilar Álvarez A.

Lo que queda de mi ...


Lo que queda de mi
es un montón de sueños
que ni siquiera se...
si de verdad fueron solo míos.


Mi familia, mi historia, mi tierra,
mis amigos y mucha letra impresa
es el mudo colchón
donde brillan desnudos.

La vida ha sido
generosa conmigo,
algunos se cumplieron,
otros no,
pero a todos los mece
una espuma muy blanca
que nunca renunció
a seguir a la luna.

El valor de olvidar
me ha dejado sin nada,
pero hace mucho más daño
embotellar las penas
y dejarlas flotando a la deriva.

El amor y el dolor
forman parte del sueño
que nos mantiene vivos.

Lo que queda de mi
lo dejo en tus orillas
y espero que lo lleve, mar adentro,
la próxima marea.

Me avergüenza que sea tan poco
pero me fui perdiendo
en otras singladuras que nunca
me dejaron en un puerto seguro.

Tendrá que ser así.
Este viaje tan breve,
se hace muy largo
si se navega a oscuras,
pero se que en tu amor nada naufraga
y volverá mi carne
a convertirse en velas
tejidas, una a una,
con el hilo del alma.

  Gijón 2016 Pilar .A.A.
 

La tristeza...

 Llegas silenciosa he invisible
entras cerrando puerta,
quedándote  dentro
donde reinas en la oscuridad
mas absoluta.
 
Tu compañía se vuelve muda, quieta,
sin alas de vuelo ante la realidad
operas en lo mas ando del Alma
donde anida la fuerza,
 y el sentimiento
 obsesionado.
 
Transitas desde ese espacio
por el universo mental
como arma asesina,
anulando los cuatro elementos,
que dan vida, en la vida
 de mi existencia.
 
Pilar Álvarez  

Rasgando la vida...


Siento que estoy
destinada a darlo todo
para sentirme vacía
una, y otra vez.
 
Que vuelve la herida
que recorre la memoria
rasgando la vida
amargando mi alma.
 
Más con extraña normalidad
voy construyendo sueños
que nunca terminan, pues todo,
son ya hojas, en el otoño caídas.
 
En la sombra acarició sola mi piel
desnudando sus miedos
nada será lo que eramos
nada será lo que seremos.
 
Pilar Álvarez
Escribo poesía
entre los suspiros
para sentirme
menos sola
para sentirte
menos lejos
para curarme
en ausencias.