¿Donde estas?


A veces desapareces, como el  Guadiana
no sé dónde estás, cuando te busco.

Te espero con mi barco, en una ola,
junto al bar del puerto, y nunca llegas.
A lo mejor resulta que estás cansada ya
de averiguarme.


O quizás  sucede que te aburro,
que te sobrepasan mis pasiones,
que te amenazan mis verdades
y te lacera mi tristeza.

Y si  te has ido a otra ciudad pequeña
a beberte, tu sola, la esperanza.

Dejándome tan  solo,
sin una despedida,
sin poder besar tu frente delicada.

O a lo mejor te fuiste
a recorrer los continentes que te quedan,
en busca del amor
que no fui capaz de
darte.

M.G.

         

1 comentario:

Mistral dijo...

Hola Haia. Puro sentimiento!!!

Saludos
Un verdadero placer...