Mis fortalezas

Las fortalezas florecen
porque son parte de mí,
de mi existencia, de lo que deseo y amo.

Son la fuente de vida donde bebo
como principio y fin de todo lo quiero,
y quiero vivir mi yo.

Ese yo, con hambre de acero propio
de chapa oxidada pero fuerte,
porque vivo como soy
con las fuerzas propias.

Y las pondré al servicio de lo que amo.
Haia

1 comentario:

reltih dijo...

eso! determinación.